Return

CAMPER, FAMILIA Y MOTO GP

En casa somos muy aficionados al motociclismo, por eso, este año queríamos ver las carreras en un circuito que aún no habíamos visitado y la gente habla maravillas y es el circuito de Alcañiz (Teruel). Así que decidimos alquilar una furgoneta camper porque es práctica, ligera y tienes coche, cama, cocina, nevera en un mismo sitio!!.

Alquilamos la camper en WWW.CAMPERSVAN.COM y teníamos coche y apartamento sobre ruedas por 75 euros el día!!

DÍA 1

Por fin llegó el día mi mujer, mi hijo y yo estábamos ansiosos de partir. Nos levantamos prontito y sobre las 9:00h fuimos a la oficina de CAMPERSVAN, donde acabamos de rellenar unos datos y nos hicieron una breve explicación de la camper y en 10 min ya estábamos en la carretera de Valencia dirección Alcañiz.

En unas 3h20min llegamos a Alcañiz y ya se podía respirar ese ambiente motero que tanto nos gusta, mi hijo estaba emocionado! Aparcamos y como no, nos pegamos un súper almuerzo, paseamos un poco por el pueblo y fuimos a la camper a comer, mi  mujer hizo unos macarrones a la carbonara buenísimos en la cocina de la camper, desplegamos la mesa, pusimos cubiertos, giramos los asientos y a comer. Tarde de relax, aparcamos en un lugar tranquilo, desplegamos las dos camas dobles y a dormir que hay que levantarse temprano.


DÍA 2

Buenos días!! Hoy es Sábado día de entrenamientos y día de lucha por la pole, nos levantamos temprano y vamos dirección circuito de Alcañiz que está a unos 5 km del pueblo, en unos 20 minutos aprox. estábamos aparcados en el parking.


Salimos sobre las 15:00h y menudas colas que se forman al salir!, pero como nosotros íbamos con nuestra casa a cuestas, desplegamos, mesa, abrimos nevera, giramos asientos y a comer en el parking hasta que no hubiera cola. A las 18:00h ya después de haber comido fuimos al pueblo y disfrutar de las discomóviles y de la fiesta mientras nuestro hijo hacia derrapes con su moto de plástico. Sobre las 23:00 h nos subimos en la camper y fuimos aparcar cerquita del circuito para el día de carreras no pilláramos la cola y así es, encontramos un lugar encima de una montañita, donde estábamos solos nosotros y las estrellas, era mágico, nos sentíamos muy felices y con una sensación de libertad increíble.